Algunas obras y reformas del hogar necesitan permisos para ser realizadas.

Por ejemplo, necesitan licencia de obras del Ayuntamiento, las reformas de la vivienda que conlleven derribo de tabiques, ampliación de vivienda, cambios de distribución, instalación de piscina, etc.

Si el encargo de las reformas se realiza a una empresa especializada, suelen encargarse ellos mismos de la tramitación de los permisos necesarios.

Si no es así, tendrá que encargarse usted de solicitar los correspondientes permisos para las obras y reformas.